lunes, 25 de abril de 2011

El yunque y el martillo - Necrones codex 3ª

Bueno, como acabamos de crear el blog y está feísimo que esté sin una mísera entrada, me he decidido a escribir yo la primera :P

En esta entrada cuento cómo utilizo a mi favor las (pocas) reglas de los necrones para crear un muro que es prácticamente indestructible, resistir el ataque enemigo y poder cotraatacar con contundencia. En la base de la estrategia tenemos un despliegue en varias líneas de necrones, con los flancos cubiertos por dos monolitos; este punto es importante porque los monolitos protegen a la falange de un posible flanqueo por unidades rápidas. La mayoría de jugadores necrones usan a los monolitos para caminar con él impunemente por el campo de batalla (total, ni que lo fueran a matar); pero a mi me gusta más usarlos como seguro en cada flanco (en otra entrada explicaré por qué). Una vez colocados todos los guerreros en líneas, colocamos al líder necrón (con orbe, importante) entre ellos, unido a una unidad que esté protegida de una carga directa, venga de donde venga.


Con esta configuración hemos creado el yunque perfecto: el enemigo puede cargarnos de frente con todo su poderío, lo peor que puede pasar es que perdamos la primera línea de necrones... pero no hay problema, porque se podrán autorreparar en las escuadras de las líneas posteriores. Una vez asumida la carga, tenemos dos opciones:

- Si hemos sido aniquilados, cosemos a tiros a los enemigos supervivientes, y usamos las plantillas del monolito; si es necesario, y siempre como último recurso, desprotegemos al c'tan y lo enviamos a la carga.
- Si no hemos sido aniquilados, retiramos la escuadra usando un monolito y repetimos el punto anterior.

El resumen de esta estrategia es un "yunque-martillo" clásico: un bloque resistente (Yunque) asume el golpe del rival, para que luego sea convenientemente machacado por el "martillo". En el despliegue es importante buscar elementos de escenografía que podamos utilizar para enlentecer al enemigo; así podremos mover los monolitos y crear un cuello de botella por el que las tropas del enemigo tendrán complicado moverse... y de paso nos trabamos con el menor número posible de miniaturas, que es lo que importa cuando juegas con necrones. El punto débil de las tostadoras ancestrales es el combate cac; así que es importante diseñar las estrategias siempre para evadir el combate siempre que sea posible. Es preferible no trabarse en combate a tener que sacrificar una unidad para luego golpearla con el martillo (después de todo, no tenemos ilimitados necrones).

Esta técnica es especialmente efectiva contra mecanizadas de asalto (lobos, AS, caballeros grises, orkos y algunos caos). Principalmente aprovechamos que el enemigo nunca dispone de transportes rápidos (serpents o incursores), ni tropas retropropulsadas que sean capaces de rodearnos para atacarnos por la retaguardia (el verdadero punto flaco).

Ilustremos todo lo dicho con una imagen:




El punto más importante de la estrategia es no dejar nunca al enemigo realizar una carga múltiple, para eso nos valemos del despliegue en líneas, los monolitos y los poderes del c'tan. Llegado el momento, podemos redesplegar las tropas usando los monolitos, lo que sea menos permitir una carga múltiple.

Pros:

- Es una estrategia tremendamente efectiva contra lo que más abunda: las chetadas. Cuanto más bestia sea tu rival, mejor. Sólo podrá aniquilar una escuadra de guerreros por vez, y morirá sin remedio al siguiente turno... Olvídate de las listas con 2 príncipes demonio, escuadras de compañía de la muerte (full armas de energía) con reclusiarca, exterminadores caballeros grises, etc. Esta lista es el talón de aquiles de aquellas que se basan en una o dos super unidades.
- Cuanto más grande son... más pesado caen, es preferible trabarte contra verdaderas barbaridades (por ejemplo, un dread furioso) que aniquile tu escuadra, antes que arriesgarte a trabarlo con una escuadra que sólo te haga 4 bajas (chequeo con -4L y 6 necrones que no se autorreparan). Hay que intentar que cuando te peguen, te peguen lo más duro que puedan!!

Contras:

- Es una estrategia muy rígida que hace que el ejército sea inmóvil, por lo que la potencia ofensiva se limita al contragolpe y el efecto sorpresa brilla por su ausencia.
- Inútil contra adversarios rápidos, que pueden trabar al martillo con tropa barata y perforar al yunque a placer... o peor aún, cargarnos por la retaguardia.
- Contra hordas excesivamente grandes se acaban las líneas de defensa... y es necesario recurrir a crear cuellos de botella, con el riesgo de quedar desbordados por la marea enemiga si logran superar el muro.
- Las listas compensadas, que incluyen varias unidades de potencia media, te ponen en un gran aprieto, porque no te hacen tantas bajas como para aniquilarte; pero sí te hacen suficiente como para alcanzarte en retirada.

4 comentarios:

  1. En la vida real suelen caberte las 4 líneas de necrones en el ancho de los monolitos xD

    Buena entrada de apertura del blog!

    ResponderEliminar
  2. En la vida real los monolitos no protegen el flanco porque nadie lleva unidades para flanquear... al final lo único que hacen es absorber fuego. Ains, si hubiera menos cañones láser y más listas móviles!!!

    ResponderEliminar
  3. Y que harías contra 2 plantillazos de f8? Yo me quedaría esperandote tirandote eso con Caos xD

    ResponderEliminar
  4. contra plantillazos de f8? encogerme de hombros y seguir caminando... xD

    ResponderEliminar