domingo, 22 de mayo de 2011

Necrones vs Caos

Esta partida la jugamos el día 22 de mayo, la jugamos a 1800 puntos y sorteamos misión y despliegue; obteniendo capturar bases en punta de lanza. En un primer momento la iniciativa la gana el jugador necrón, que cede el puesto al jugador del caos, quien comienza desplegando y poniendo su punto. Las listas de los jugadores se resumen en:

Caos:
- 3 de 9 nurglosos x2 plasmas + puño + rhino (doble bólter)
- 5 poseídos en rhino
- 2 profanadores
- 3 arrasadores
- Príncipe latiguero

Necrones:
- 3 de 10 guerreros
- 2 de 3 espectros
- 2 monolitos
- líder en destructor
- 10 inmortales
- 6 Escarabajos



Procedemos al despliegue de fuerzas tal como se muestra en la imagen, tras el despliegue, y vista la formación que adopta el ejército del caos, el jugador necrón opta por robar la iniciativa y lo consigue.

Turno 1:

El jugador necrón moviliza sus monolitos hacia el frente y coloca a los escarabajos en primera línea. Los inmortales "trepan" a la colina y líder y espectros cambian de flanco. Durante la fase de disparo cada monolito logra (con el látigo de partículas) explotar un profanador... las armas de artillería reducen a polvo a las máquinas demoníacas a las primeras de cambio. Tras el duro golpe, el jugador del caos flanquea con todas sus fuerzas utilizando el bosque como cobertura, y manteniendo a los arrasadores como fuego de apoyo. Los rhinos se mueven hacia el bosque, seguidos por el príncipe demonio y los arrasadores disparan a los monolitos, provocando que unos bonitos rayos de luz roja iluminen al monolito, los necrones aplauden felices.


Turno 2:

Los necrones avanzan un poco más y corren (utilizando siempre a los escarabajos como primera línea de cobertura), con lo que se colocan prácticamente en mitad del campo de batalla. Los inmortales son trasportados por un monolito y llevados a primera línea tras trepar por una ladera. El otro monolito dispara sin más consecuencias. Visto el plan, el caos se lanza al ataque (literalmente, de boca). Una de las unidades de plaga descarga a cubierto en el bosque y su rhino embiste al frente necrón, desbaratando la formación, a pesar de lo cual los escarabajos siguen protegiendo a la primera línea de guerreros. En la fase de disparos el jugador del caos concentra sus disparos en los escarabajos, consiguiendo hacer suficientes bajas como para crear un hueco por el que el príncipe demonio puede usar el latigazo para acercarse a distancia de carga una jugosa unidad de 10 guerreros, que masacra sin piedad (2 bajas, fallo de liderazgo y alcanzados en retirada, nada nuevo). Igualmente el rhino de los poseídos se coloca frente a un monolito para evitar el transporte de guerreros.



Tercer turno:

Ante el inesperado contraataque del caos, los necrones se reagrupan en torno al lider necrón, que se mueve hacia el centro trasportándose vía monolito con su escuadra de espectros. Los necrones se agrupan en el centro y concentran el fuego en el príncipe demonio, que acaba cayendo. Posteriormente líder y espectros cargan al rhino de los poseídos y a los marines de plaga del bosque. Resultado neto: ninguna baja por parte del caos (vehículo inmovilizado), un espectro menos para el bando necrón y... retirada del combate ¬¬' los necrones no son alcanzados por los pelos por la alta I de los espectros. Los mierdas dioses del caos le devuelven a los necrones la gracia de los profanadores del primer turno. Alentados por sus recientes éxitos los guerreros del caos se animan: los marines de plaga se acercan por el otro flanco y por el centro, desembarcando y cosiendo a tiros a los necrones (tras las tiradas de autorreparación, sólo muere 1 ^^), los poseídos desembarcan y cargan a los espectros que quedaban, el combate se salda a favor de los espectros (sí, a favor) porque éstos deciden atacar al rhino en vez de a los poseídos (es un tanque, luego está más blandito que los marines espaciales).


Cuarto turno:

Los necrones se ven obligados a contener la furia del caos, los escarabajos se mueven para cubrir a los inmortales y el líder es teleportado de vuelta a su flanco original (se reagrupan allí). Poco a poco los poseídos van cayendo, pero los marines de plaga resisten la artillería del monolito y el fuego combinado de inmortales y guerreros. El caos, imparable, avanza con sus marines de plaga contra los escarabajos, haciéndolos papilla y por el otro flanco con otra unidad de apestados, hacia el punto necrón.


Quinto turno:

Líder y espectros vuelven a cargar a la unidad de plaga que salía del bosque hacia el punto necrón (la misma que les venció la última vez), se entiende que tenían ganas de bronca. El resultado es de empate. Inmortales, guerreros y monolito concentran sus fuerzas en acabar con los marines de plaga de su flanco. Quedó uno, suficiente. El caos devuelve el golpe, los arrasadores y marines de plaga aniquilan a tiros a una escuadra de guerreros (que se autorreparará en la más cercana, sobre el objetivo). El marine de plaga solitario, que llevaba 3 semanas a base de yogures de coco y se entiende que estaba de mala leche se lleva él sólo a la escuadra de inmortales, ea (devolviendo más que de sobra el primer golpe de efecto necrón con los profanadores). El combate del líder se mantiene sin cambios, pero poco a poco caen marines de plaga. La escuadra de plagosos restante monta en su rhino y se vuelve a su objetivo.


Sexto turno:

El dado quiso un turno más, con el tablero casi desierto y los necrones con pocas unidades, el monolito se dirige al punto enemigo en la esperanza de poder anularlo en un turno posterior (que ya no llegaría). El marine de plaga solitario (sí, el de los yogures) se va, visiblemente cabreado hacia el monolito que se mueve a la base del caos... y lo inmoviliza, tras lo cual se saca un puro de la servoarmadura y se dedica a fumar entre los escombros, mirando al cielo con aire interesante. El combate del líder se resuelve favorable a los necrones, pero quedan dos plagosos aún al terminar el turno. La partida finaliza en empate puesto que ninguno de los jugadores acabo por poder disputar la base al rival.


En la imagen se aprecia a "Hermenegildo zampaimortales", la némesis necrona, dando ostias al monolito. Justo antes de fumarse el puro. En la actualidad, regenta una fábrica de producción de yogures construida con la chatarra de la batalla.

Resultado: empate

3 comentarios:

  1. Jajajajajaja lo que me he podido reir con el Campeón Nurgloso "Hermenegildo Zampainmortales"
    bebedor de yogures de coco xD

    Creo que para mis próximos informes los voy a narrar más en plan historia que la verdad te quedan tela de graciosos ^^

    Sigo pensando que es un defase que un sólo Marine (ya sea Espacial o del Caos) pueda destruir una unidad entera de Inmortales.

    Tenemos que seguir echando partiditas que la verdad que se aprende mucho :D

    ResponderEliminar
  2. Comprale un chalet a ese hombre!!!

    ResponderEliminar
  3. Genial el informe jajajajaj

    1. Me mola la imagen del principio en plan videojuego de pelea xD

    2. Las fotos de momentos interesantes como la del príncipe latiguero y hermenegildo amenizan bastante la lectura. No hace falta que todas sean solo del tablero completo.

    3. Buena partida, voy a utilizar varias cosas para mis posts de "tips"

    ResponderEliminar