jueves, 12 de mayo de 2011

Tips: cuello de botella.

¡He vuelto! y esta vez vengo con una serie de "tips" o trucos para usar en vuestras batallas. Aquí va el primero: el cuello de botella.

Me imagino que la mayoría habréis visto la película de 300, así que tendréis una idea de la efectividad que puede llegar a tener un cuello de botella. La cosa consiste en crear un paso estrecho (las termópilas en la película) de tal manera que nuestro enemigo se vea obligado a luchar en inferioridad numérica. Una buena forma de hacer esto en wh40k es usando los transportes.


Pongamos un ejemplo en el que nos veamos superados: las tropas de Jerjes (30 orkos y un noble con garra) se aproximan a nuestros espartanos (2 rhinos con 5 marines con fusión). El turno anterior se quedaron a unos 20cm y no pudieron asaltar. El borde del tablero está cerca y huir no es una opción. En nuestro turno, desembarcaremos los marines para asaltar y usaremos los rhinos a modo de termópilas.

(ojo con que la brutalidad no pase por la garra y que no nos rodeen el rhino)
¡Al asalto!
Haciendo esto, atacan todos los marines y solo 6 orkos (y lo mejor es que la garra no ataca). Con 10 marnies a la carga hice una tirada rápida y maté 2 orkos. En la respuesta, los 6 orkos mataron un marine. Incluso teniendo peores tiradas, no van a morir muchos marines, y habrás conseguido retener toda la peña de orkos hasta que lleguen los refuerzos.

A veces puede interesarte hacer un cuello de botella inverso, en el que tus tropas carguen en fila india entre dos vehículos para evitar aniquilar al enemigo y quedar expuestos a los disparos. Esto son solo un par de ejemplos, esta táctica tiene miles de aplicaciones que podrás ir refinando si la vas utilizando.

Pros: Tú elijes con quien atacar y dónde atacar. Anula las armas especiales del enemigo y su numerosidad.

Contras: No podrás disparar a la unidad que asaltes, pues podrían retirarte las miniaturas que hacen el cuello de botella. Hay que tener cuidado de que no te rodeen los vehículos y que no te los destruyan en un victoria o muerte.


9 comentarios:

  1. El problema que yo le veo es hacerle el culo de botella a un dreath con espolones....xD

    ResponderEliminar
  2. A ese le dejas el culo como una botella con los fusiones xD

    ResponderEliminar
  3. Asaltos planificados??
    BRUJERÍA!!!!

    ResponderEliminar
  4. Una duda que se me ocurre por lo que me ha pasado a mi jugando. La primera unidad de marines que asalta no debería ocupar los dos espacios que hay delante del primer orko. Sin dejar espacio a la siguiente.

    ResponderEliminar
  5. Yo sigo pensando que esa táctica es muy compleja, porque con tanta peña junta o bien un dreath con espolones o un plantillazo de profanador harían bastante pupa

    ResponderEliminar
  6. @Jotunn: Si te llega el movimiento sí debes ocupar los espacios, tendrías que calcular para que llegue la primera mini y no la segunda, o bien cargar con solo una unidad.

    @Cone: No siempre hay dreads y profanadores por ahí, lo interesante es salir victorioso de una situación en la que la cosa no pinta a tu favor sin necesitar más apoyo.

    ResponderEliminar
  7. esta táctica es muy útil, pero puede ser poco efectiva si el orko hace lo que tiene que hacer: tener a su peña de orkos con mas espacio entre minis. Lo primero por las plantillas, lo segundo porque cuando te asaltan tienes un movimiento para incorporar el máximo número de minis al combate.

    Por eso la garra no debe ir en primera fila, sino en segunda y en medio, para poder moverla hasta entrar en contacto con la peana de la primera mini con la que choquen los marines.

    Además elegir mal la distancia de la brutalidad por 5 cm y puedes cortar el acceso a tu propia unidad.

    otra sugerencia es en lugar de asaltar con los marines disparar a la peña. Como los rhinos estan a 6cm o menos entre ellos, durante la fase de movimiento los orkos no podran pasar por enmedio, sino que deberán intentar rodear a los tankes y no llegarán a asaltar a tu unidad, y entonces puedes hacer una segunda brutalidad y hacer un nuevo cuello de botella para esquivar la carga orka casi perpetuamente. Ademas a fuego rápido de bolter en 2 turnos hay 10 orkos menos.

    Si por el contrario los orkos deciden asaltar al tanke, lo deberán hacer impactando a 6s porque ha movido, y en caso de conseguir hacer daño al vehículo o bien lo detruiran dejandolo en medio y estorbándoles, o bien estallará y se llevará por delante 6 orkos más. Vamos, que vas a dejar a la peña bien tocada antes de entrar al CaC con lo que perderá drásticamente su efectividad.

    Además en esta segunda táctica no es necesario hacer una brutalidad si no quieres, sólo tienes que mover los tanques hasta antes de llegar a los orkos y bloquearles el paso dejanto un hueco pequeño entre ellos para que disparen los marines(si giras bien los rhinos puedes incluso negarles la cobertura que le darían tus tanques) , así te evitas posibles errores de medida al declarar la brutalidad que den al traste con el cuello de botella.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. @scarface: me parece curiosa tu táctica (sobre todo el apunte de la garra en segunda fila, algo que muy poca gente hace). El problema que le veo es que podrían hacer wagh! y que si el borde está tan cerca como he dicho, tienen muy fácil rodearte y tú muy difícil mover tus rhinos más de 15 sin brutalizar. Además, probablemente les dieras cobertura con tus vehículos si quieres evitar su carga, con lo que aguantan más. Con respecto a lo de la distancia de la brutalidad, fíjate que el segundo rhino NO brutaliza.

    De todos modos lo que pretende el post es mostrar lo que es un cuello de botella, que es algo que se puede usar mucho. Puede haber cosas mejores que hacer en esta situación en concreto, pero solo pretende ser un ejemplo para explicar la táctica.

    ResponderEliminar