domingo, 30 de septiembre de 2012

Lo que el Viento se Llevo: Mil Hijos


Los domingos son un día en el que la gente está especialmente floja... hasta para navegar xD Por eso querríamos hacer una línea de posts para los domingos que, sin tomarnos mucho tiempo, fuera de interés general. Haciendo caso de los consejos del personal y combinando las ideas de diversas fuentes ha surgido una nueva línea de posts (ésta misma) en la que trataremos las entradas más interesantes que he tenido la suerte de leer esta semana. También trataremos temas de trasfondo y curiosidades del pasado de W40k. Igualmente, si queréis colaborar con tutoriales, listas, videoinformes... y queréis que los publiquemos aquí; ¡esta es vuestra oportunidad!. Recordad que podéis contactar con nosotros en la sección "empieza aquí".






Luego de una introducción general a los capítulos renegados, veremos la historia de uno de los capítulos más famosos: Los Mil Hijos

MIL HIJOS


Los Mil Hijos fueron la XV Legión de Marines Espaciales que el Emperador creó para su Gran Cruzada. Su Primarca era Magnus el Rojo, y su mundo natal, Prospero. Durante la Herejía de Horus, fueron acusados de hechicería y atacados por los Lobos Espaciales, de modo que se entregaron al Caos y lucharon contra el Imperio. Han jurado lealtad a Tzeentch, el Dios del Caos del cambio, la intriga y la hechicería.

La característica principal que los distingue de otras Legiones Traidoras es el gran número de psíquicos que componen sus filas, muchos más que cualquier otra Legión de Marines Espaciales. Cualquier miembro actual de esta Legión posee habilidades psíquicas, prefiriendo usar su astucia en el combate y confiando en sus poderes psíquicos y conocimientos mágicos para obtener la victoria.

Historia de la LegiónLa Creación de la Legión XV

Al igual que todas las Legiones Astartes, la Legión XV fue formada primero en Terra por el Emperador, y sus miembros fueron reclutados entre la población terrana. Su semilla genética se obtuvo a partir del ADN psíquicamente dotado de su padre genético Magnus el Rojo y luego implantado a los primeros Astartes Mil Hijos, en los laboratorios genéticos de Luna, durante un breve resurgimiento de las tormentas de Disformidad dentro de los límites del Sistema Solar.
Este breve aumento de la actividad disforme generó convergencias psíquicas por toda Terra, provocando brotes espontáneos de violencia psicótica. Esta actividad inusual probablemente no proporcionó mutaciones adicionales a la semilla genética de la Legión. Sin embargo, al enterarse de estos hechos años más tarde el Primarca, ya descubierto en el planeta Prospero y al mando de la XV Legión, consideró estos portentos como presagio nefasto para su Legión.
Los cuerpos iniciales de los legionarios de los Mil Hijos, los aspirantes, fueron individuos psíquicamente dotados que una vez fueron ciudadanos del antiguo Imperio Aqueménida, que había existido en Terra y había sido gobernado por el Emperador durante casi un siglo estándar. Al haber estado tanto tiempo bajo la ley imperial, los aqueménidas no sufrieron tanto como otras regiones del planeta durante las Guerras de Unificación llevadas a cabo por el Emperador para unir a las distintas tribus de tecnobárbaros y los estados-nación bajo su mandato.
Los aspirantes de la Legión XV fueron elegidos de entre aquellas familias aqueménidas que el propio Emperador determinó que mostraban potencial y eran adecuadas para la implantación de la semilla genética. Los elegidos fueron trasladados desde el territorio del Imperio Aqueménida hasta los laboratorios genéticos secretos del Emperador bajo el Himalaya, donde había comenzado sus experimentos sobre la mejora de la raza humana y creó a los Primarcas, para comenzar la transformación de aspirante a Marine Espacial. Unos de los primeros aspirantes fueron Ahzek Ahriman y su hermano, Ohrmuzd Ahriman. Una vez estuvo completa la Legión, fue desplegada por el Emperador en Terra, para que ganasen experiencia a través de la supresión de los últimos reductos tecnobárbaros. Habiéndose probado a sí mismos en esta primera campaña, la Legión XV pasó a llamarse formalmente Los Mil Hijos, nombramiento que realizó el propio Emperador, y les fue asignada su propia flota expedicionaria, para que comenzasen a contribuir a la Gran Cruzada.

Magnus, el Rojo


El planeta Prospero era originalmente, según los registros, un lugar completamente desolado. Era un planeta desolado y oscuro que fué elegido por sus habitantes debido a la enorme distancia que lo separaba de Terra. Mutantes y psíquicos vivían allí una vida de reclusión y estudio a salvo de los prejuicios y el odio del resto de los humanos.
En el fondo, la única cosa buena que tenía Prospero era su recóndita posición galáctica y la realidad de que era un planeta en el que era fácil esconderse. Solo tenía una gran ciudad, Tizca, la ciudad de la luz, una brillante metrópolis construida en marmol blanco, y altas agujas que llegaban al cielo. Tizca estaba situada en la cordillera más central de todas las que tenía Prospero y era alimentada por cultivos hidropónicos subterráneos y sistemas colectores tecnofísicos que la proveían de energía sostenible. Todas sus torres eran brillantes trabajos de una gracia arquitectónica sin igual, definida por sus elevados obeliscos y enormes pirámides.

Dentro de Tizca, los proscritos, los psíquicos y los mutantes se dedicaban por completo al estudio de sus habilidades psíquicas tratando de perfeccionar sus poderes. Por esto Magnus pudo desarrollar libremente su potencial psíquico hasta el máximo. El tiempo pasó y Magnus ascendió de aspirante a adepto y de adepto a maestro. Cuando alcanzó su madurez, alguien cuya venida había presentido hace mucho tiempo finalmente llegó a Prospero: El Emperador de la Humanidad. Como cuenta la leyenda, los dos se reconocieron de inmediato. El Emperador, reconoció al gigante psíquico como uno de sus hijos perdidos y le concedió el mando de la Legión de Marines Espaciales de los Mil Hijos, que fueron creados a partir de su semilla genética. Gracias a su semilla genética, la Legión XV tenía una fuerte predisposición hacia la mutación genética, y un considerable número de sus integrantes heredaron las capacidades psíquicas de su primarca .

La Gran Cruzada

Aproximadamente 5 años estándar después de que los Mil Hijos se embarcasen en la Gran Cruzada para reclamar y unificar a la Humanidad establecida en la galaxia, los Mil Hijos empezaron a demostrar poderosas habilidades psíquicas, una noticia bien recibida por los Astartes ya que intentaban emular al Emperador. Este desarrollo fué tolerado con reticencia por el Emperador, que estaba muy alerta sobre cualquiera que mostrase poderes psíquicos que no fuera él o Malcador el Sigilita, ya que las habilidades mostradas por los Mil Hijos demostraron ser una poderosa arma para el Imperio durante la Gran Cruzada. A lo largo de la campaña, los Mil Hijos hicieron extensivo el uso de hechizos, y sus poderes derivados de la Disformidad dejaron a su merced poblaciones enteras consiguiendo así la dominación planetaria rápidamente, en lugar de costear un asalto frontal como hacían otras Legiones. Esta táctica se ganó la ira de Leman Russ, el Primarca de la Legión de los Lobos Espaciales, que consideraba cualquier cosa que no fuera un asalto frontal como una acción deshonrosa y cobarde.
Pero pronto, la alegría de la Legión por sus dotes psíquicas se tornó en una ola de horror: mutaciones degenerativas empezaron a afectar a grandes cantidades de los hermanos de batalla de la XV Legión. Estos cambios mutagénicos recibieron el nombre de "el Cambio de la Carne" por los legionarios y fueron muy temidas por su capacidad de reducir a un orgulloso Astartes de los Mil Hijos a una mutante abominación sin mente, que más tarde sería conocida en el imperio como Engendro del Caos. La mayoría de los afectados por el Cambia Carnes fueron puestos en estasis por la Legión, con la esperanza de que algún día en el futuro se encontrase una cura que revirtiese los efectos del Cambia Carnes. El número de Astartes activos de la legión XV comenzó a descender peligrosamente como resultado de los estragos provocados por el Cambia Carnes.
Afortunadamente para la Legión XV, la Gran Cruzada del Emperador llegó finalmente al desolado Prospero y los Mil Hijos se reunieron con su primarca Magnus. El Cambia Carnes había llegado a nivel de pandemia en este punto, pero la legión entera fué transportada al recién descubierto planeta para encontrarse con su padre genético. Después de la reunión con uno de sus hijos perdidos y las celebraciones subsiguientes, el Emperador y la mayor parte de la flota principal de la Gran Cruzada partieron de Prospero, dejando a los Mil Hijos atrás. Para entonces las mutación desenfrenada que se cebaba con la legión se descontroló después de la partida del Emperador. El primarca de los Mil Hijos, Magnus, intervino para salvar a sus hijos genéticos y por medios misteriosos consiguió salvar a aquellos que menos estaban afectados por las mutaciones. Finalmente, la Legión XV contaba solamente con un millar de hermanos de batalla.

El Concilio de Nikaea

Mil Hijos se había estabilizado y el reclutamiento de posibles iniciados de Prospero había comenzado a reponer sus ya mermadas filas. Fueron capaces de reconstruir su número (aunque la Legión de los Mil Hijos nunca volvería a ser tan numerosa como las otras Legiones) y pudieron volver a la Gran Cruzada liderados por su Primarca, Magnus. Usando sus dotes psíquicas los renacidos Mil Hijos puso un gran número de planetas bajo la luz imperial. La mayoria de anexiones se obtuvieron bajo su modus operandi habitual, haciendo uso de su astucia diplomática y alguna que otra treta. Este método no fue cuestionado por la mayoría del cuerpo principal del Imperio. Pero pronto estos métodos se mostraron menos efectivos a medida que la flota expedicionaria se adentraba en sectores desconocidos del espacio más peligrosos, y se encontraba con con más y más fuerzas hostiles. Muchos de estos nuevos enemigos de la Humanidad empleaban poderes psíquicos similares a los que ejercian los Mil Hijos. La Legión XV utilizó sus dotes psíquicas y habilidades de hechicería para someter a estos enemigos de la humanidad.

Durante las siguientes décadas algunos de los Primarcas expresaron su desaprobación sobre que estos psíquicos fueran permitidos, y sobre su participación en la Gran Cruzada del Emperador. Rumores y condenas empezaron a proliferar sobre los Mil Hijos y se propagaron por las demás flotas expedicionarias. Los que más se hicieron oír en sus quejas fueron los Primarcas de las Legiones de la Guardia de la Muerte, los Puños Imperiales y la Guardia del Cuervo. La mayor parte de la Legión ya había sufrido mucho por la mutación que había recorrido desenfrenadamente sus filas, pero aquellos que no se habían visto afectados vieron como sus poderes psíquicos aumentaban a niveles increíbles. Al poco los detractores de los Mil Hijos elevaron sus objeciones al propio Emperador, clamando por la disolución de la Llegión XV y su eliminación de los registros imperiales como sus antiguos hermanos de las Legiones II y XI.

El Emperador también estaba disgustado con los Mil Hijos por sus escarceos en la manipulación de los poderes corruptos de la Disformidad y prohibió el uso de la hechicería a Magnus y a cualquiera de su Legión, en lo que más tarde sería conocido como el Concilio de Nikaea. Mientras luchaban en la Gran Cruzada, los Mil Hijos empezaron a reunir secretamente textos sagrados e investigaciones olvidadas sobre fenomenos psíquicos recopilándolos de miles de planetas que fueron conquistados, recogiéndolos todos en el tomo de hechicería conocido como el Libro de Magnus.
Sin embargo, serias sospechas comenzaron a rodear a Magnus cuando el odio contra los mutantes y psíquicos se extendió por todo el Imperio a medida que la Cruzada progresaba y las Legiones aprendían cuán peligroso era mientras asolaban planeta tras planeta. Después de mucho debatir sobre el uso de psíquicos, el Emperador citó a todos los Primarcas y altos oficiales imperiales en el remoto y volátil planeta de Nikaea para tratar el problema de una vez por todas. Las más altas autoridades del joven Imperio estaban presentes o representadas, incluyendo el Emperador y su regente Malcador, quien ofició el Concilio. En tema principal del debate fue Magnus, quien argumentó muy apasionadamente por su causa y las importantes contribuciones que los psíquicos y la hechicería podían hacer por el bien del Imperio y para acelerar un fin exitoso para la Gran Cruzada. Los principales opositores al uso de psíquicos fueron los Lobos Espaciales y su Primarca Leman Russ, firme detractor de la hechicería, a la que tildaba de impura y cobarde, y la Guardia de la Muerte, cuyo Primarca Mortarion testificó en persona contra el uso de poderes psíquicos.
Cuando surgió el consenso entre los participantes del Concilio de que los psíquicos y sus poderes representaban un peligro potencial para la gente del Imperio, el Emperador promulgó de que en interés de la unidad, nadie iba a ser censurado por las acciones previas que implican el uso de habilidades psíquicas. El uso de habilidades psíquicas por las fuerzas militares del imperio quedaba prohibido (excepto el uso de Astrópatas y Navegantes, y se estableció un estricto control de los psíquicos que fueran autorizados). Todos los cuerpos de Bibliotecarios de las Legiones debían ser disueltos, y sus miembros mandados de vuelta al servicio de combate convencional.

En conclusión, a Magnus y a los Mil Hijos se les prohibió practicar la hechicería o el uso de habilidades psiquicas y los conocimientos tan codiciados por ellos.

La Destrucción de Prospero


Cuando Magnus el Rojo se enteró de la traición de Horus al Imperio y de su decisión de dar su lealtad a los Poderes Ruinosos, usó sus propias habilidades psíquicas para mandar un mensaje al Palacio Imperial en Terra, contactando directamente con el Emperador mente a mente. Por esta ruptura de las considerables defensas psíquicas del palacio, miles de personas murieron, personas que protegían el Palacio y cuyas mentes no pudieron soportar la potente llamada psíquica de Magnus. Pero el Emperador se negó a creer que Horus, su hijo favorito, traicionaría jamás su confianza, y asumió que era Magnus quien había sido corrompido por los Dioses del Caos, ya que estaba utilizando los poderes que habían sido prohibidos en el concilio de Nikaea. Temiendo que Magnus sembrase la disensión en el Imperio para adorar a los Demonios de la Disformidad, el Emperador ordenó a la Legión de los Lobos Espaciales ir a Prospero y traer a Magnus de vuelta a Terra para que pudiera rendir cuentas sobre sus actos. Pero esto nunca llegó a ocurrir, pues el Señor de la Guerra Horus había interceptado las comunicaciones entre el Emperador y Leman Russ. Entonces, se entrevistó con su hermano, y le convenció de que Magnus era un hechicero sin redención posible, y que lugar de simplemente arrestar al primarca rebelde por sus transgresiones y traerlo de vuelta a Terra para ser juzgado y castigado por romper su juramento, debería tomar por asalto el planeta natal de los Mil Hijos. Este ataque finalmente fue llevado a cabo por los Lobos Espaciales, elementos del Adeptus Custodes del Emperador y millones de tropas del Ejército Imperial, todos ellos asistidos por Hermanas del Silencio, que actuaban como "vacíos" psíquicos para neutralizar las habilidades psíquicas de los Mil Hijos.
Magnus finalmente entendió que su forzada entrada psíquica en el Trono Dorado y su comunicación mental con el Emperador había sido manipulada por Tzeentch, a quien había conocido cuando buscaba desesperadamente una cura para las mutaciones que amenazaban con destruir su Legión. En un acto de arrepentimiento y sacrificio, y para pobrarle a su padre que tanto él como su Legión eran leales hasta el final, no advirtió a los defensores planetarios ni a su propia Legión del ataque inminente, al contrario, impuso un velo psíquico alrededor del planeta de manera que los Mil Hijos no tuvieran forma de prever el ataque. Magnus dispersó a la flota de la Legión lejos de Prospero. Sabía que Tzeentch quería que los Mil Hijos y los Lobos Espaciales se masacrasen mutuamente y Magnus se propuso para estos planes, aunque significase el sacrificio de su Legión y de su mundo natal. Por lo tanto el ataque de los Lobos Espaciales sobre Propero pilló desprevenidos a los Mil Hijos, y la flota invasora salió de la Disformidad prácticamente encima del planeta destruyendo rápidamente sus defensas orbitales.

Entonces, un tremendo bombardeo orbital redujo Prospero a escombros, excepto su capital, Tizca, protegida contínuamente por un escudo de vacío psíquico. Este escudo era mantenido por uno de los Cultos de los Mil Hijos y Magnus no lo desactivó, sabiendo que esa acción alertaría a su Legión. Este escudo provocó el desembarco imperial sobre Tizca. Una gran cantidad de vehículos y naves de apoyo descendieron en la ciudad, cuyas defensas habían sido destruidas en su mayor parte. Estableciendo una cabeza de playa en el área del espaciopuerto, los Lobos Espaciales empezaron a masacrar a los Mil Hijos y a quemar todo lo que tenían a la vista. Sin embargo, las filas de los Mil Hijos no compartían la aceptación de Magnus sobre su castigo y se levantaron en armas contra los lealistas invasores. Los Mil Hijos consiguieron mantener Tizca (la única ciudad superviviente del planeta) durante un tiempo, antes de que su resistencia se rompiera. Magnus, de manera reticente, tomó parte en la batalla contra las fuerzas leales cuando Leman Russ y sus Wulfen pusieron un pie en la última pirámide de Tizca. Magnus y Leman Russ lucharon en un duelo devastador en el que finalmente Russ salió vistorioso. Magnus invocó antiguos hechizos para escapar de Prospero, abriendo una puerta a través de la Disformidad hasta el Ojo del Terror donde su nuevo patrón, Tzeentch, les había preparado un mundo demoníaco para Magnus y los supervivientes de su legión. Magnus fue consiguientemente "recompensado" por Tzeentch, transformandole en un Príncipe Demonio.
Gracias a la destrucción de Prospero, los Mil Hijos se han convertido en los archienemigos del Capítulo de los Lobos Espaciales. Han intentado en numerosas ocasiones desarraigar y destruir a los Lobos Espaciales, incluso han llegado a construir en una montaña de Fenris, el planeta natal de los Lobos Espaciales, un templo del Caos dedicado a Tzeentch conocido como Demonspire, cuya creación fur ordenada por Madox, un Marine Espacial del Caos de alto rango al servicio de Magnus. Los Mil Hijos lo intentaron de nuevo en el mundo de Garm tratando de robar un artefacto conocido como la Lanza de Russ para realizar un ritual que transformaría el planeta en un mundo demoníaco. A pesar de todo la Lanza se perdió, y el planeta fue salvado y reconquistado para el Emperador gracias a la Guardia Imperial. Ragnar Blackmane derrotó a Madox y lanzó la Lanza de Russ contra un Magnus no materializado del todo, perdiendo la Lanza pero mandando a Magnus de vuelta a la Disformidad.


La venganza de Magnus contra los Lobos Espaciales

La venganza de los Mil Hijos finalmente se completó en el M32, cuando la mayoría de los lealistas que habían luchado contra ellos ya habían muerto y habían pasado bastantes siglos. Los Mil Hijos comenzaron a asaltar mundos cercanos a Fenris como cebo, para que el Gran Lobo Harek Yelmo de Hierro saliese de su mundo natal, ya que él sólo quería entablar batalla contra los Mil Hijos. Magnus le provocó en sueños enseñándole las ruinas humeantes de las ciudades conquistadas por las que ahora caminaba. Una vez Harek encontró lo que el creía que era la base secreta de los Mil Hijos en Gangava, lanzó un ataque a gran escala.
Esto permitió a los Mil hijos lanzar un ataque contra Fenris. Durante 40 días con sus noches los Mil Hijos asaltaron la ciudadela del Colmillo, y los Lobos Espaciales se vieron obligados a despertar a Bjorn Garra Implacable, que ahora era un Dreadnought Venerable. Las restantes tropas de los Lobos Espaciales tuvieron que retirarse dentro del Colmillo, mientras mandaban Exploradores con la esperanza de informar a Harek.
Finalmente Harek llegó y atacó a Magnus. Magnus, que ahora era un Príncipe Demonio, era demasiado poderoso para Harek, y este murió en la laderas de los alrededores del Colmillo no sin antes infligir una terrible herida a Magnus. Cuando la flota de los Lobos Espaciales regresó, los Mil Hijos se retiraron a la Disformidad, pero satisfechos por la muerte del Señor del Capítulo de los Lobos Espaciales.

La Rúbrica de Ahriman

Tiempo después, los Mil Hijos supervivientes comenzaron a sufrir, una vez más, severas mutaciones debido a su exposición a las energías disformes del Ojo del Terror. Encima, el patrón de los Mil hijos, el poder del Caos Tzeentch era la encarnación propia del cambio, y amenudo asiganaba mutaciones como "regalo" a aquellos que le servían. Al poco de llegar al Ojo del Terror, muchos de los hermanos de batalla de los Mil Hijos comenzaron a mutar sin control alguno terminando como Engendros del Caos. Todos los esfuerzos médicos realizados para paliar la propagación de las mutaciones fueron en vano. Los Mil Hijos estaban perdiendo lo único que conservaban antes de la Herejía de Horus y la destrucción de Propero, su humanidad.
El Bibliotecario-Hechicero Jefe de los Mil Hijos, Ahzek Ahriman, el amigo más cercano de Magnus y asesor de la Legión, divisó un camino para prevenir las futuras mutaciones en forma de un poderoso conjuro, conocido después como la Rúbrica de Ahriman. Sin embargo, la mayoría del resto de Bibliotecarios de los Mil Hijos no estaban de acuerdo, o no estaban seguros de que la Rúbrica funcionase. Solo cuando Magnus fue elevado al rango de Príncipe Demonio por Tzeentch, los Hechiceros se juntaron para crear una Cábala. Accedieron a cooperar y desatar la Rúbrica. El cataclismo originado por la Rúbrica de Ahriman desató terribles rayos que golpearon a todos y cada uno de los Marines Espaciales del Caos de los Mil Hijos. Aquellos que no tenían poderes psíquicos, o tenían pocos poderes, fueron desintegrados, convirtiéndose sus cuerpos en cenizas dentro de sus armaduras, y dejando atrapadas en su interior a sus almas. Por el contrario, aquellos que poseían grandes habilidades psíquicas vieron sus poderes aumentados, tornándose en los Hechiceros más poderosos de la galaxia.

La Cábala de Ahriman

Magnus estaba a punto de destruir a Ahriman y a su Cábala por lo que le habían hecho a su Legión, pero cuando estaba a punto de aplastarles, Tzeentch le susurró a Magnus: "Magnus, destruyes mis peones demasiado a la ligera". En su lugar, la Cábala de Ahriman fué desterrada del Planeta de los Hechiceros por sus acciones. Magnus maldijo a Ahriman a vagar por la galaxia buscando el verdadero significado del Caos. Ahora Ahriman busca por toda la galaxia artefactos sagrados y psíquicos poderosos para corromperlos y añadirlos al arsenal de los Poderes Ruinosos. La amenaza que la Cábala de Ahriman representa para el Imperio es tan grande que es capaz de destruir valiosos y poderosos artefactos antes que permitir que caigan en las manos de Ahriman. A pesar de la fuerte resistencia de la Inquisición, Ahriman ha recorrido eficazmente la galaxia, alzando nuevos cultos y recogiendo artefactos en miles de mundos durante milenios.

Ahriman en la actualidad

Ahriman actualmente está buscando la entrada a la Biblioteca Negra Eldar, en un ramal perdido de la Telaraña. Durante la XIII Cruzada Negra de Abaddon casi lo logró, usando al cautivo Inquisidor Czevak y un olvidado Portal de la Telaraña en Etiamnun III. Los rumores dicen que si Ahriman es capaz de asegurar una entrada a la Biblioteca Negra, usará la información allí contenida para convertirse en un nuevo y poderoso Dios del Caos.

Después de invocar al Leviatán, una bestia ciclópea gigante voladora de la Disformidad envuelta en llamas, cuyos gritos distorsionaban no solo la Disformidad, sino también la propia Telaraña, y causaban tremendas bajas en ambos bandos del conflicto, Ahriman fue expulsado de la Telaraña sin haber cumplido su objetivo. El Inquisidor Czevak fue capturado por los Arlequines Eldar y se cree que todavía está retenido en la Telaraña. El portal que usó Ahriman para entrar en la Telaraña fue sellado y nunca más podrá volver a abrirse. Los resultados finales de la XIII Cruzada Negra de Abbadon muestran que la destreza de Ahriman está aumentando, por estar de nuevo al lado de Magnus, por el gran caos producido por sus batallas en la Telaraña, por la destreza mostrada al capturar al Inquisidor Czevak y por la habilidad que ha demostrado al poder acercarse tanto a la legendaria Biblioteca Negra.

Ahriman cree que algún día el Caos podrá ser controlado y utilizado con eficacia siempre que se tenga la fuerza de voluntad suficiente para dominar sus remolinos y una mente poderosa para poder doblegarlo a capricho. Aunque a menudo Ahriman es descrito como un Campeón de Tzeentch, él cree que está luchando por sus propias metas, a pesar de ser sólo un peón. No reconoce a Tzeentch abiertamente como su maestro, a pesar de que todas sus maquinaciones lo hacen más y más poderoso.


39 comentarios:

  1. Gran artículo, muy entretenido. Pero hay algo que no me encaja:

    Magnus.

    De repente, tras tomar las decisiones que toma para seguir demostrando que es fiel al Emperador, de repente, huye al Ojo del Terror y se une Tzeench.
    ¿Cómor? No tiene sentido. Ningún sentido. Encima "el que cambia las cosas"lo hace príncipe demonio y consiente que su legión se convierta en peones del Dios del Caos.

    Además, su legión se escinde. Ahriman por un lado y él por otro. Que Ahriman no es fiel al Emperador, no me cabe duda. ¿Pero Magnus? No tiene motivos para volverse contra su padre. Ni siquiera sus prohibiciones de usar poderes psíquicos. A la vista está que trató de ponerse en contacto con él. ¿Qué no le creyera? Bueno, puede. Pero luego sí le habría creído. A fin de cuentas, Dorn recibe órdenes de ir a Terra a fortalecer las defensas para rechazar a Horus y sus seguidores.

    Magnus NO es caótico. No sé que se traerá entre manos, pero servir a los Dioses del Caos no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay rumores que es para traicionar al caos y que sigue siendo leal, pero hasta aca es la historia oficial

      Eliminar
    2. quizas no se unio con esa idea pero despues de 10000 años poco debe de quedar de lo que era el antiguo magnus, por cierto el emperador era un tontaina con tanto secretismo y no hablar a las claras condeno a varios de sus hijos y con ello a la galaxia, muajajajajajajaja (risotadas de los dioses oscuros).

      Eliminar
    3. Paciencia, habra que esperar a leer mas novelas de la Herejia XD

      Eliminar
    4. Fer no es exactamente así. Magnus intenta avisar al Emperador que su hijo más querido, su predilecto, al cual le ha confiado la más importante de las misiones, le ha traicionado. No sólo eso, si no que lo hace utilizando poderes de la disformidad que el Emperador le había vetado, y eso que éste ya le había explicado los peligros que conllevaba de antemano, por lo cual el Emperador supuso que Magnus podría estar corrupto.

      En el proceso no sólo murieron "miles de personas" si no que la llamada a través de la disformidad de Magnus, hizo que las abominaciones demoníacas invadieran la entrada a la telearaña que el emperador estaba preparando como futuro medio de transporte para la humanidad, y así poder evitar la disformidad en todo lo que fuera posible.

      No podemos saber que le pasa por la mente al Emperador, pero si tuviera que hablar objetivamente, daría por sentado que el Emperador no podría saber a ciencia cierta si Magnus está mintiendo, pero se encuentra enfurecido por la destrucción que ha causado y contrariado por el uso de la hechicería. También hay que tener en cuenta que por el uso de la disformidad, Magnus ya tiene "una voz susurrandole al oido".

      Y cuando Leman Russ se dirige a Prospero a traer a Magnus de vuelta a Terra para explicar al Emperador que sucede, si no me equivoco Horus juega bazas para asegurarse que Russ no vuelva con Magnus vivo.

      Y ahí sucede el duelo primarca vs primarca, en el que Russ es victorioso, y para escapar Magnus finalmente cede a la voz demoníaca para salvar a su legión.

      Eliminar
    5. "Hola, soy el Emperador. ¿A quién puedo enviar a Prospero para detener a Magnus y que sea juzgado en Terra? Ah, ya sé, a Leman Russ que odia a los psíquicos y a Magnus en particular y además cree que es un cobarde. No creo que esto acabe en una baño de sangre. Bueno, por si acaso, Russ, antes de ir a Prospero, reúnete con Horus, del que me han avisado que se ha pasado al caos y haz lo que te diga"

      Y así se selló el fin de la única legión que no es una banda de fanáticos psicópatas.

      Eliminar
  2. ¿Y qué pasa con el hermano de Ahriman? ¿Qué fue él? Además, Magnus tiene cuentas pendientes con Leman Russ y sus seguidores.Este está en el Ojo del Terror.
    Los Mil Hijos que se ven en las listas, deberían ser Mil Hijos leales a Ahriman, no a Magnus. Salvo aquellos que se peguen contra LE. Y tampoco, porque bien pueden ser seguidores del hechicero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. puso una verduleria en Villalmendruco de Todoloalto, y le fue bastante bien jajaja...

      Eliminar
    2. Jajajajaja. Que cabrón. xD.

      Eliminar
    3. jajaja ese era un pueblo d un libro hermoso que se llama "un solo de clarinete", que lo lei de chico y e gusto, y de grande más aun. Ya no hay literatura juvenil que narre la vida de un pueblo en el interior :P
      http://www.entrelectores.com/libro/10282.un-solo-de-clarinete-fernando-almena/

      Eliminar
    4. Yo soy de ficción. Para realidad la mía. Por eso defenestro el cine español.

      Eliminar
    5. error mio, era de "el maestro y el robot", libro mucho mas adulto http://www.jacanizo.com/librosjuvenil/maestro.htm
      pero de literatura infantil tambien

      A don Nicomedes, el viejo maestro de la escuela de Villalmendruco, se le informa de que se construirá en ese municipio una nueva escuela, donde se llevará a cabo una revolucionaria experiencia pedagógica. El nuevo maestro, destinado a esa escuela, será un robot especializado en técnicas ultramodernas.

      En esta novela de ciencia-ficción, Cañizo critica la enseñanza que deshumaniza, que se hace de espaldas a la naturaleza, carente de imaginación y al margen de la libertad, al tiempo que sugiere un modelo de educación centrado en la persona. El viejo Nicomedes y el robot simbolizan estos distintos modos de entender la educación, de acercarse a la persona.

      y esto es mio: el tipo ya en 1983 da una horrible introduccion al mundo digital muy visionaria

      Eliminar
    6. jajaja a mi me pasa igual, Haceme caso, lee el maestro y el robot, son menos de 200 paginas, amenas pero si te pones a pensar en lo subyacente, asusta, a pesar de ser un libro escrito para chicos!

      Creo qeu el mismo libro podria ser de terror y escrito para adultos

      Eliminar
    7. Me lo apunto. Si lo localizo y lo leo, ya te contaré que me pareció.

      Eliminar
    8. El hermano de Arhiman, que por cierto eran gemelos murio debido a las mutaciones que se manifestaron en la legión antes de la llegada de Magnus, cosa que traumatizo al hechicero y esa terrible vision en su mente es una de las mayores motivaciones que tuvo para poner en marcha la rubrica

      Eliminar
    9. la historia de la verduleria era mucho mejor!
      a 2 euros la batata, compre la rica batata!!!

      Eliminar
  3. Magnus es un idealista, cree que la humanidad puede elevarse a un segundo grado de evolución abriendo su mente al poder psíquico. Pero el Emperador discrepa de él porque no cree que los hombres esten preparados para manejar un poder que los podría consumir (la era de los conflictos), tengamos encuenta que Magnus es el único (junto a Russ) que saben que la verdad imperial no es cierta y conoce lo que exite en la disformidad, de mano de su padre además.
    Magnus trata de evitar la Herejía a toda costa y cuando fracasa, acepta su destino por desafiar a su padre, cosa que Arhiman no. Pero ver morir a sus hijos es demasiado duro (recordemos que una parte de importante de la legión ha sido evacuada) y decide actuar, y una vez más como hizo en el pasado, realiza un pacto con los Dioses Oscuros y El que cambia las cosas le brindará dos oportunidades, salvar a su Legión y destruir la Verdad Imperial y a su padre con ella.
    Una vez el Caos que toca, su corrupción te cambiará hasta el tuétano, ya sea rápida o paulatinamente, Horus (el preferido del Emperador) es la prueba de ello.
    Particularmente Los mil hijos y el primer Hereje son de mis libros preferidos de la colección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aún no los he leído,Ñacas. tengo ganas, pero de ahí mis opiniones al respecto.

      Como has dicho, Magnus es un idealista. ¿Abraza el Caos así porque sí? ¿Puede el Caos corromper, realmente, a un Primarca? Sí, Horus se pasa al Caos, ¿pero por su corrupción a causa de los poderes disformes o porque ve en ellos una oportunidad para alcanzar sus propias metas personales? Mortarion cede a su miedo a la muerte. Angron debido a su odio visceral hacia el Emperador, Fulgrim debido a su vanidad. Además, llegado un punto ya no es Fulgrim quien está detrás de los ojos del Primarca. Lorgar, imagino, que por su propia Fe y el echo de que el Emperador le reprende por ello. Se siente traicionado por su padre y ansia algo a lo que adorar. Konrad Curce, el Acechante Nocturno, es el único del que desconozco sus motivaciones. Perturabo...bueno, solo puedo hacer conjeturas, pero una legión cuyo lema es "hierro por fuera, hierro por dentro", debería decir mucho de ellos. Carecen totalmente de humanidad, desde mi punto de vista.

      Y Alpharius..., este aún dará que hablar. ¿Se pasa al Caos para evitar un mal mayor? Puede. ¿Está en el Caos recopilando información para el Emperador y para la propia Legión Alpha con el fin de, llegado el momento de atacar, hacer el mayor daño posible? También es probable.

      Cuestiones por tratar.

      Eliminar
    2. os ha quedado sentida la disertación... yo sólo llevo 2 libros de la herejía, espero terminarla poco a poco

      Eliminar
    3. Te queda una de las que yo considero "las mejores de la saga". Y es: La Galaxia en Llamas.

      Eliminar
    4. Yo empecé hace un par de semanas que encontré unos pocos libros en formato ePub y los leo camino del trabajo, enganchan mucho y casi me salto la parada un par de veces ya xD

      Eliminar
    5. Estan bastante bien, pero hay algunos que son completamente olvidables, como el de Fulgrim.

      Eliminar
    6. El de Fulgrim es lento, pero aclara muy bien que le pasa y porqué.

      Eliminar
  4. EL dia en que los arlequines sean un poco mas comprensibles, o que se llegue a un pacto final con alguna raza, se revelará la biblioteca oscura, y sus conocimientos serán fuente de destruccion para todo el universo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mira lo que le paso a los necrones... ahora son cualquier cosa... cuando GW quiera, ocurrira!

      Eliminar
    2. Lo de los Necrones es que no tiene nombre.

      Eliminar
    3. no saquéis el tema, que me caliento xD

      Eliminar
    4. Si la culpa fuera tuya, Jose. Al menos tendríamos a quién vilipendiar vilmente. xDD.
      Pero no es tuya, y te toca jugar con lo que te dan.
      Como todos.
      Pero con el cambio que les han hecho (Khemri del 40K)yo tampoco estoy contento. Han perdido su atractivo trasfondístico.

      Eliminar
    5. lod necrones nuevo tiene mas huecos de trasfondo que la pelicula 10.000 AC

      Eliminar
    6. ¡Ostia! ¡Un ejército de Benders!! Ya me estoy imaginando los perfiles:
      HA HP F R H I A L S Pts
      6 3 7 5 3 5 3 9 3+ 15 pts/unidad.

      Armamento:
      Brazos dobladores.
      Antena.
      Cerveza.

      Los brazos dobladores cuentan como 2 armas de CaC. Doblan la F de Bender y tienen Fp2.

      La antena funciona como una baliza de teletransportación. Permite teleportar cualquier escuadra de Benders a 6" (+2 por que es Bender) de su posición.

      Cerveza: La cerveza concede No hay Dolor a Bender. Además, da +2D6 a Bender cuando trata de penetrar el blindaje.

      Reglas Especiales:
      Doblador: Bender se considera que tiene la regla: Cazador de tanques.
      "¡¡¡¡Vámonos de robopilinguiiis!!!" Una vez por batalla cada unidad de Bender puede repetir la tirada de Reservas y de Flanqueo.
      "Carterista": Bender es un carterista consumado. Por cada herida no salvada en CaC, el obetivo ha de superar un chequeo de Resistencia, si lo falla, el arma que porte, a elección de Bender, pasará a formar parte del arsenal de Bender durante toda la partida. Esto no incluye armaduras. Si falla, Bender pasará a tener Iniciativa 1 y perderá 1 ataque.
      Piernas extensibles: Las piernas de Bender pueden estirarse varios metros. Para representar esto, considera que Bender tiene la regla especial "Antiaéreo".
      "Compuerta de pecho": Bender es una unidad que puntúa. Cada vez que captura un objetivo sin revelar, Bender puede repetirla tirada de "objetivo misterioso".

      Cómputo de la Unidad: de 1 - 10 Benders.

      Sí,lo sé. Se me va. xDD

      Eliminar
    7. al principio de la partida, tira 1 d6. Si sale un 1, bender se fue a jugar con mujerzuelas y no se presentará a pelear

      Eliminar
    8. Muahahahahaha!!! Muy de Bender, sí.

      Eliminar
  5. espero que sean jugables con el nuevo codex del caos , porque en 5ta eran feos,

    una pregunta del transfondo, he los mil hijos ... incorporan gente a su legion o despues de la rubrica de ahriman , no han incorporado marines???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo el codex y se confirma. Son una m... 23 puntos por marine, son lentos e implacables pero no tienen acceso a armamento pesado, ni especial, ya de paso, y el hechicero que les guía cuesta 58 puntos, con una herida y nivel 1 de maestría.

      Eliminar
    2. Perdón, lentos y sistemáticos, no implacables

      Eliminar