domingo, 7 de octubre de 2012

Lo que el Viento se Llevo: Marines Ruidosos


Los domingos son un día en el que la gente está especialmente floja... hasta para navegar xD Por eso querríamos hacer una línea de posts para los domingos que, sin tomarnos mucho tiempo, fuera de interés general. Haciendo caso de los consejos del personal y combinando las ideas de diversas fuentes ha surgido una nueva línea de posts (ésta misma) en la que trataremos las entradas más interesantes que he tenido la suerte de leer esta semana. También trataremos temas de trasfondo y curiosidades del pasado de W40k. Igualmente, si queréis colaborar con tutoriales, listas, videoinformes... y queréis que los publiquemos aquí; ¡esta es vuestra oportunidad!. Recordad que podéis contactar con nosotros en la sección "empieza aquí".





A pesar que no he tenido oportunidad de leer el nuevo codex en la parte de trasfondo, no creo que haya variado demasiado... el post fue hecho hace mas de un mes atras :P

MARINES RUIDOSOS

Cierta parte de la galaxia se conoce como el Ojo del Terror y se evita tanto por las naves como por los más valientes navegantes. Es un lugar donde el espacio y el tiempo tienen poco o ningún sentido, el universo físico aparece y desaparece a saltos y se mezcla con el universo psíquico, el Reino del Caos .

Los planetas que existen en el Ojo del Terror, son completamente diferente de los del universo material. Los mundos del Ojo del Terror forman un pequeño universo donde las leyes del tiempo y espacio están bajo la voluntad de los príncipes de demonios que los dirigen: Cielos iluminados con llamaradas, lagos llenos de sangre animada y mil y una clases de tergiversaciones inimaginables de la naturaleza que aparecen y desaparecen cada día.

En uno de estos mundos, dirigidos por un príncipe demonio cuyo nombre está representado por un rugir de alegría absoluta, se encuentra la formidable fortaleza de los marines ruidosos. Esta comunidad extraña y única de Marines del caos tienen el honor de ser una de las diversiones preferidas del Príncipe Negro, Slaanesh . Ellos acechan en la galaxia, llevando la muerte y la destrucción, arrasando cada planeta y, a continuación, abandonándolo para buscar su próximo objetivo, sin detenerse nunca para calcular sus pérdidas.


Los marines ruidosos fueron una vez marines espaciales leales enviados en un pasado remoto a combatir una amenaza distante, mal entendida en ese momento, que no eran otras que las hordas de Slaanesh, Príncipe de los excesos y uno de los cuatro grandes dioses del caos. Ellos fueron brutalmente muertos en un campo de batalla olvidado su nombre hace mucho tiempo, pero sufrieron una suerte mucho peor: fueron resucitados y modificados terriblemente por los poderes mutatrices del caos. Al ya ser Marines, ya eran criaturas poderosas, pero además sus manipulaciones genéticas aún se mejoraron más, mágicamente, superando el trabajo de Imperio y llevando a la creación de una nueva criatura conocida como el marine ruidoso.

El oído de un Marine ruidoso es un millar de veces más agudo que el de un Marine normal y puede distinguir las diferencias más sutiles de tonos y de volúmenes. En sí, esta capacidad no serviría para corromper a un servidor de la Humanidad tan leal como un Marine, pero los sentidos auditivos de un Marine ruidoso afectan a su espíritu entero, causando reacciones emocionales extremas que, en comparación, todas las demás sensaciones son sosas y carentes de atractivo. Cuanto más fuerte es el sonido y más discordante, más extrema es la reacción emocional provocada, y más viles y sosas son las sensaciones de la vida diaria. Al cabo de un momento, sólo el estruendo de la batalla y los aullidos de espanto y dolor pueden hacer reaccionar los sentidos de un Marine ruidoso. Su espíritu deja de sentir y su mente de razonar y se convierte en un simple receptáculo de sensaciones desencadenadas por la música del Apocalipsis y los gritos de los moribundos mientras baila por el camino de la destrucción.

Los Marines ruidosos llevan servoarmaduras con un casco rematado en cresta. La armadura está pintada con colores y un estilo extravagantes, dado que los sentidos de los Marines ruidosos están tan pervertidos por su cambio que sólo los colores y los motivos más barrocos pueden hacer reaccionar sus espíritus. El arma que todo Marine ruidoso lleva es Blaster Sonico, un aparato que descarga una ola sonora destructora capaz de hacer añicos un objeto sólido.

Un Blaster Sonico puede ser utilizado de tal modo que los armónicos directamente interfieren en sistema nervioso de las criaturas vivas, provocando una pérdida de control de sus cuerpos mientras que sus músculos son agitados por espasmos violentos. Los efectos destructores del Blaster Sónico dependen del talento de Marine ruidoso que lo utiliza, ya el arma es más usada como un instrumento de música que simplemente utilizada como arma. En las manos de un marine ruidoso hábil, un único acorde discordante de volumen elevado causa una sobrecarga sensorial maciza y una muerte violenta que hace que el blanco estalle en mil pedazos.

Una escuadra de Marines ruidosos suele constar de seis individuos armados cada uno de ellos con un Blaster Sónico. El jefe de la escuadra es muy poderoso y es conocido bajo el apodo del amo o el maestro y es un poderoso paladín de Slaanesh.

Principalmente, los marines ruidosos provienen de la Legión Traidora de LOS HIJOS DEL EMPERADOR

LOS HIJOS DEL EMPERADOR

La historia de la Legión comienza con la llegada de su Primarca Fulgrim a Chemos, un mundo pobre en recursos, donde el estricto racionamiento y la improvisación eran necesarios para vivir. Se decidió perdonar la vida al infante, y cuando Fulgrim llegó a la madurez, se encargó de revivir su moribundo hogar. La antigua tecnología fue restaurada, las áreas abandonadas reclamadas, y finalmente el pueblo de Chemos logró tener tiempo libre para desarrollar el arte y la cultura. Fulgrim se enorgulleció de esto, pues amaba la perfección en todas las cosas.


Cuando el Emperador llegó por primera vez a Chemos, Fulgirm le juró lealtad de inmediato, y fue puesto al mando de su Legión. Un accidente había destruido casi toda la semilla genética de la III Legión, dejando sólo una diminuta fuerza de 200 Astartes. Fulgrim se dirigió a ellos en su primer encuentro, afirmando que saldrían a la galaxia y extenderían la sabiduría del Emperador. El Libro de los Primarcas cuenta que les dijo: "Somos Sus hijos. Que todos los que nos vean lo sepan. Sólo siendo imperfectos podemos fallarle. ¡No Le fallaremos!" La III Legión fue llamada los Hijos del Emperador desde ese día, y el Emperador les concedió el derecho exclusivo de portar el Águila Imperial en su armadura. Como eran tan pocos en número, los Hijos del Emperador fueron puestos bajo el mando del Primarca Horus de los Lobos Lunares hasta que fueran lo bastante numerosos como para emprender sus propias cruzadas independientes. Horus y Fulgrim forjaron grandes lazos de amistad, lo que acabaría por tener catastróficas consecuencias para el Imperio.

Agrandados por nuevos reclutas traídos de Chemos y Terra, los Hijos del Emperador finalmente lograron reunir las tropas suficientes para emprender una cruzada por sí solos, y Fulgrim dirigió con orgullo a sus guerreros hacia lo desconocido. A muchos mundos llevó el poder del Emperador, aplastando toda resistencia en la seguridad de que cualquiera que luchase contra el Emperador, luchaba contra la propia Humanidad. De entre las crecientes filas de su Legión, Fulgrim escogió a unos pocos individuos, los más valientes, fuertes y nobles, y los nombró Lords Comandantes, con autoridad sobre los Capitanes de Compañía. Fulgrim educó a los Lords Comandantes personalmente, poniendo especial énfasis en que fueran dignos del honor de ser los representantes del Emperador. A su vez, los Lords Comandantes pasaron las palabras de Fulgrim a los oficiales bajo su mando, y estos a sus escuadras. De este modo, a través de sus líderes, cada Marine Espacial de la Legión de los Hijos del Emperador seguía al propio Emperador. Para honrar al Emperador, buscaron la perfección en todas las cosas: la doctrina de combate era obedecida al pie de la letra, las tácticas y la estrategia eran estudiadas al milímetro y perfeccionadas, y los decretos del Emperador eran memorizados y seguidos por todos los Astartes. Aunque los Hijos del Emperador, como la mayoría de Legiones, consideraba al Emperador un hombre, y no un dios, su respeto y adoración hacia Él rayaba en el fanatismo.
Su deseo de alcanzar la perfección alcanzó su cénit marcial durante la Purga de Laeran, donde los Hijos del Emperador se enfrentaron a un enemigo alienígena que imitaba ofensivamente sus ideales. Los Laer fueron considerados tan formidables por el Adeptus Administratum, que se temía que cualquier intento de derrotarlos llevaría más de una década. Los Hijos del Emperador los masacraron en su Sistema natal en un mes. Este esfuerzo titánico fue una hazaña que quizás sólo la Legión de Fulgrim podría haber logrado. Sin embargo, les costó cara: 700 Astartes murieron, y otros 4200 fueron heridos.

Herejía de Horus


Cuando los sucesos que llevaron a la Herejía de Horus estallaron, Fulgrim se apresuró a visitar al Señor de la Guerra, intentando razonar con su antiguo amigo. En vez de cambiar de opinión, Horus le sedujo, jugando con su amor por la perfección absoluta para debilitar la lealtad de Fulgrim hacia el Emperador . Aunque Fulgrim al principio se resistió y quiso denunciar a Horus, la espada que había tomado del templo Laer, que de hecho contenía un Demonio de Slaanesh, le había estado susurrando desde que la recogió y, al no sospechar la verdadera naturaleza del arma, Fulgrim creyó que los susurros provenían de su propia mente y poco a poco su resolución se debilitó hasta el punto de que Horus logró convencerle.
La corrupción se extendió desde Fulgrim hacia los Lords Comandantes, y de ellos a los Capitanes y Sargentos, y finalmente todos, salvo un puñado de Marines, seguían a Slaanesh antes que al Emperador. Los Marines leales, dirigidos por el Capitán Saul Tarvitz, lucharon valientemente en Isstvan III , pero acabaron por ser aplastados cuando Horus y los tres Primarcas que ya se habían puesto de su parte arrasaron aquellas tropas que creían aún eran leales al Emperador. Entonces, la Legión procedió con alegría a ayudar a destruir a las Legiones leales que llegaban.
Toda sombra de decencia entre los Hijos del Emperador había desaparecido para cuando participaron en el Asedio de Terra. Aunque las otras Legiones Traidoras asaltaron el Palacio Imperial, los Hijos del Emperador se dedicaron a extender el terror por Terra atacando a su población indefensa. Miles de ciudadanos fueron masacrados y obligados a crear infinitas variedades de drogas y estimulantes, mientras innumerables más morían para dar a los Legionarios placeres más crudos y directos.

Tras la Herejía

Cuando Horus fue derrotado, los Hijos del Emperador dejaron una estela de mundos despoblados tras de sí mientras huían al Ojo del Terror. Fueron la primera de las Legiones Traidoras que empezó a asaltar mundos imperiales para tomar prisioneros y botín. Sus excesos no conocían límites, y los saqueos pronto dejaron de ser suficiente para aplacar su ansia de depravación. En su desatado fervor, pronto empezaron a capturar a los esclavos y siervos de las otras Legiones Traidoras, iniciando una serie de guerras dentro del Ojo del Terror. Los conflictos culminaron con la destrucción de la fortaleza de los Hijos de Horus, tras la cual Fabius Bilis robó y clonó el cuerpo de Horus. Ezekyle Abaddon el Saqueador (de quien se decía que también era un clon de Horus) dirigió a su Legión en un ataque relámpago contra los Hijos del Emperador, destruyendo el cadáver de Horus y sus clones.
Tras esto, todas las Legiones retomaron sus saqueos al Imperio, siendo los Hijos del Emperador los que más éxito han tenido en estos ataques.

Respecto a Fulgrim, su destino es incierto. Algunos creen que fue matado, otros sostienen que fue elevado a la categoría de Príncipe Demonio por Slaanesh, y que gobierna un planeta de placer infinito e ilimitado. Hasta la actualidad, las partidas de guerra de los Hijos del Emperador siguen buscando ese mundo.

Mundo Natal

Durante su aislamiento, los archiveros de Chemos mostraron una imagen de un mundo desierto e implacable. Calentado por dos pequeños y distantes soles, y rodeado por una nebulosa nube de polvo, en él no se diferenciaba el día de la noche, y sólo había un perpetuo crepúsculo gris en el que las estrellas nunca brillaban. Colonizado hace tiempo como colonia minera, las ciudades de Chemos habían empezado a decaer desde su aislamiento de la Tierra. Sin los recursos de los otros planetas miles de personas murieron de hambre y eventualmente, recayó sobre las resistentes fortalezas-fábricas el mantener a la Humanidad viva en Chemos. Escasos de comida, agua y energía, la gente de Chemos se vio forzada a limitarse a los magros suministros disponibles. Todos los ciudadanos trabajaban cada hora del día, operando las minas de vapor que extraían agua del tenue aire, y los inmensos sintetizadores que sin parar reciclaban comida, convirtiendo los desperdicios de hoy en el sustento de mañana. Los entretenimientos, el arte y el ocio fueron sacrificados en orden a asegurar la supervivencia, y la eficacia se convirtió en el único valor al que adherirse.

Más tarde, bajo el gobierno de Fulgrim y tras su redescubrimiento por las fuerzas imperiales, Chemos rápidamente expandió su base industrial para convertirse en una importante fuente de minerales procesados. La Fortaleza-Monasterio de los Hijos del Emperador fue establecida en el centro de Callax, la principal fortaleza-fábrica, reclutando a los más fuertes, valientes e inteligentes de entre la población del planeta. Aunque Fulgrim nunca regresó a Chemos, puso gran cuidado en que sus órdenes, como emisario del Emperador, eran obedecidas. Los reclutas de Chemos demostraron ser unos luchadores fuertes y con recursos, pero aun así sólo un puñado superó las rigurosas pruebas impuestas por Fulgrim para convencerse de que eran merecedores de convertirse en Hijos del Emperador. Después del levantamiento del Asedio de Terra, y el final de la Herejía de Horus, fuerzas imperiales se enviaron para asaltar Chemos desde la órbita, con el propósito de destruir la Fortaleza-Monasterio de los Hijos del Emperador y erradicar cualquier rastro caótico del planeta. Tras esta acción Chemos fue puesto en cuarentena por la Inquisición, y en los últimos diez milenios ninguna nueva información, ni tan siquiera un registro de Exterminatus, ha aparecido en las bases de datos imperiales respecto a este mundo.



15 comentarios:

  1. Solo he de decir que Fulgrim parece super "blandito" en la foto... por eso estan los cadaveres enemigos!
    jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que me sorprende es que con la carnicería que hay las flores no se hayan ni manchado xD

      Eliminar
  2. Buen artículo cori. A mí slaanesh siempre ha sido el que más me mola, y eso que soy eldar oscuro jeje.

    No he leído nada del trasfondo de los ruidosos en el nuevo codex, alguien lo podría comentar?

    ResponderEliminar
  3. Se que no tiene nada que ver con los ruidosos (por cierto muy interesante el artículo) y que la entrada de caos ya pasó pero... ¿los marines de plaga tienen resistencia 5 con +1 a la resistencia por marca de nurgle (en total 6) o ese +1 a la resistencia ya esta incluido en el perfil (en este caso tendrían resistencia 5) Gracias adelantadas y lo siento por preguntar dónde no debo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. entonces no creo k merezcan sus puntos (¿o si?)

      Eliminar
    2. si que los merecen creeme es una de esas unidades que cuesta arrancar de un punto, son una maravilla oiga!!XD

      Eliminar
  4. Por cierto hoy me he hechado la primera partida con el nuevo codex y aunque me he hecho una lista transfondistica he dado lo suyo a los hijos de sanguinus, las motos son bestiales con marca de nurgle un pinaco de unidad, el 2 poder de nurgle lo peta y ni que decir lo que hace odio, encima como rasgo de señor de la guerra me salio enemigo predilecto marines, asi que imaginad como he ha ido XD
    por cierto probe un principe demonio que aunque caro lo peta me lleve a mephiston del tiron en un desafio XD

    ResponderEliminar
  5. Ya probare con una lista de hijos del emperador, con sus ruidosos dando porsaco (y cuchilleros con I5 y no hay dolor tambien xD)

    ResponderEliminar
  6. Son TAUs los destripados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no se, tenemos un par de TAUs, pero los EO directamente esclavizamos... sólo despues de torturarlos los usamos para grotescos y cosas asi de bonitas!

      Eliminar
  7. Siento discrepar, pero gracias a las novelas sobre la Herejía de Horus, podemos saber que no son marines revividos y mutados por el caos en un principio, sino que son marines transformados mediante operaciones quirurgicas y modificaciones genéticas a manos del apotecario jefe de la Legión de los Hijos del Emperador: Fabius, después conocido como Fabius Bilis. Su primera aparición en combate como unidad en si misma fue en la masacre del desembarco de Istvaan V, aun sin mutar por los dioses del Caos, pero ya armados con los destructores sónicos.
    Como dato curioso el primer marine Ruidoso fue el Lord Comandante Eidolon.

    ResponderEliminar